Teléfonocómo llegar
blog

Anchoas, boquerones, bocartes… ¿Sabías que es el mismo pescado?

Anchoas, boquerones, bocartes… ¿Sabías que es el mismo pescado?

Nadie puede poner en duda que la anchoa sea la reina entre las conservas de pescado en Cantabria. Hablamos de un pequeño pescado azul con casi tantos nombres como lugares en los que se pesca: anchoa, en Cantabria; seitó en Cataluña; antxoa en el País Vasco; aladroque en la costa levantina y Baleares, boquerón en Andalucía…  son diferentes nombres populares que se le han dado a una misma especie: el engraulis encrasicolus,  un pescado muy abundante en el Océano Pacífico y el Atlántico, y también en los mares Mediterráneo, Cantábrico y Negro.

Con sus diferentes denominaciones, también hay formas muy variadas y dispares de prepararlo como plato principal o como parte fundamental de tapas y aperitivos. Especialmente en nuestra tierra se denomina como anchoa el producto obtenido tras mantener el boquerón en salmuera durante un tiempo y que muchos compran en las conservas de pescado de Cantabria. Por su parte, los profanos en gastronomía asocian el nombre de boquerón bien al mismo pescado pero mantenido en vinagre, aceite de oliva, ajo, perejil y sal durante un tiempo, aunque también el bocarte rebozado en harina y frito en abundante aceite es conocido con el genérico boquerón.

Parece ser que la pesca de la anchoa o del boquerón se inició en el Mediterráneo antes incluso de la expansión del Impero Romano, y que este pescado formaba parte de los ingredientes principales de una salsa muy apreciada por los antiguos romanos de mayor poder adquisitivo, el Garum. Pero no fue hasta finales del siglo XIX cuando un conservero siciliano instaló en Santoña la primera industria anchoera del Cantábrico.

Lo llames como lo llames, no pueden faltar jamás en tu despensa unas cuantas latas de Conservas Artesanas María Eugenia

haz clic para copiar mailmail copiado